"Si al franquear una montaña en la dirección de una estrella, el viajero se deja absorber demasiado por los problemas de la escalada, se arriesga a olvidar cual es la estrella que lo guía." Antoine de Saint-Exupéry (1900-1944) Escritor francés.
Fundación Montecito en facebook:

viernes, 1 de febrero de 2019

World Wetlands Day 2019 - Short Report from our NGO at Lake Tota

WWD 2019 - Infographic
In cellebration for the WWD 2019 here by we present as NGO a report for the last year of activities and a few expectations ahead, related to our high-Andean wetland, Lake Tota (Lago de Tota).

This document was prepared to the World Wetland Network (WWN) in our position of members for the Neotropics region, in response for a recent request related.

It can be reached from this link.

domingo, 6 de enero de 2019

AtrapaNiebla en Guáquira, Lago de Tota [proyecto piloto]

Lo hemos bautizado #GuaFaoa en mérito a nuestra lengua ancestral (combinación de vocablos Muiscas Gua y Faoa que unidos podrían significar PescaNiebla, PescaNubes, AtrapaNiebla, Neblina del Monte). Ubicado a 3.060 metros de altitud sobre el nivel del mar, en laderas de la vereda Guáquira (Tota), cercano al Lago de Tota.

Es un sistema atrapa-niebla, a nivel de prueba piloto, que pretende capturar en mallas las micro-partículas de agua suspendida contenidas en la neblina (al paso de la misma por la red, empujada por el viento), y convertirlas en agua líquida que pueda ser almacenada y usada. Sistemas de captura de agua de la neblina se vienen desarrollando en distintas partes del mundo hace varias décadas, desde regiones desérticas y comunidades vulnerables que no disponen de agua con facilidad (casos por ejemplo en Chile, Perú, Tanzania, Marruecos), hasta países desarrollados (por ejemplo un caso de producción de vodka con agua así capturada, en las costas de California, EE.UU.).

Es en últimas, un sistema alterno de captura y disponibilidad de agua, en este caso de las partículas contenidas en las "nubes que rozan la tierra", o niebla.

AtrapaNiebla #GuaFaoa en Guáquira (Tota), culminada su instalación el 05/ene, 2019.

La idea surgió el mes pasado, la inquietud venía de tiempo atrás. ¿Cómo disponer de agua en partes altas, sin necesidad de usar energía para bombeo, incluso sin apelar al lago como fuente?

Aunque tengamos al frente el Lago de Tota con estimados 2.000 millones m3 de agua en su embalse, nos hemos planteado esa inquietud por al menos tres motivos principales. De una parte, para forzarnos a buscar alternativas y con ellas demostrar que, al menos en parte se puede obviar el uso de agua del lago para el desarrollo, y con ello brindar un ejemplo de ahorro en la fuente, que ayude en la conciencia ambiental y las buenas prácticas en la región. De otra parte, para desarrollar capacidades útiles en términos de poner en práctica formas amigables de relacionarnos con nuestro entorno, al momento de pensar en energía y agua, aprendizajes que puedan más adelante ser transmitidos a otros en la región, o visitantes. Y finalmente, porque en esta vereda (Guáquira), la comunidad de la que somos vecinos suele tener dificultades de abastecimiento de agua, el acueducto comunitario que se surte del lago presenta fallas periódicas que demoran en resolverse y es común enfrentar la contradicción de estar junto al lago pero, "sin agua" en las casas, por lo tanto una alternativa como los sistemas atrapa-niebla podrían, eventualmente ayudar.

Paula, al comienzo de la tarea.
De esta manera, con la inquietud entre manos nos dimos a la tarea de explorar abundante información y entrar en contacto con algunas personas en busca de orientación, creamos un diseño propio adaptado a partir de distintas ideas consultadas, se dispuso el presupuesto y el plan, y lo desarrollamos en terreno.

Orientación de los vientos desde nuestra
ubicación (línea amarilla), en referencia
al cañón del Río Upía (línea blanca).
Este nuestro es un sistema de 3 paneles contiguos de 2x1 m2 (es decir una red total de captura de 6 m2), montado en un marco y elementos de tubería PVC tensados en sus costados, malla doble (una de captura, la otra de refuerzo contra el empuje del viento), orientado S138E de cara perpendicular al origen del viento según las observaciones y conocimiento local. La instalación culminó el día de ayer (05/ene, 2019), quedan apenas unos detalles menores por ajustar.

Juanita, durante el delicado enmallado.
Es un sistema piloto que apenas inicia, y queda camino por explorar. Las semanas y meses siguientes tienen el desafío de verificar y registrar detalles del funcionamiento, asimismo investigar y conocer en detalle el comportamiento meteorológico local, y probar otras ubicaciones cercanas con nuevos pilotos, para comparar. Con ello, anhelamos que el próximo año tengamos la experiencia y resultados necesarios que nos permitan concluir si existe o no factibilidad de un desarrollo en mayor escala, de beneficio e integración comunitaria, en la región.

El modelo instalado ha sido desarrollado con materiales adquiridos en su totalidad en Sogamoso, incluso unos elementos menores conseguidos en Cuítiva y Tota, durante los días de instalación. No obstante, para el nuevo sistema que tendremos en corto plazo hemos apelado a un productor de mallas especiales en Chile, con amplia experiencia en este tema particular.

El proyecto #GuaFaoa se enmarca dentro de los objetivos de sostenibilidad y cultura ambiental al interior del emprendimiento de nuestra ONG en la zona, y denominado Centro ABC Tota, o centro de humedales del Lago de Tota (mayores detalles en: abctota.org).

Agradecemos de manera particular la receptividad y comunicaciones sostenidas con aqualonis (Alemania) y Marienberg (Chile). En curso se encuentran nuevos contactos y fuentes informativas, con el fin de fortalecer una red de conocimiento sobre el tema que nos facilite avanzar, y más adelante servir como queremos con esta alternativa, en nuestra comunidad.

Fundación Montecito
06 de Enero, 2019

Correo-e: info@fundacionmontecito.org

martes, 1 de enero de 2019

Deseos para 2019

En 2019: Anhelamos que la belleza del campo se aprecie,
se respete, y se invierta en su conservación, ¡mucho más!

En 2019: Que nada detenga la búsqueda de soluciones
al encuentro de la sostenibilidad.

En 2019: Que el compromiso de la Nación por la protección
de nuestro patrimonio, brille como nunca antes.

¡Deseamos un 2019 con muchos tejidos de armonía y sostenibilidad ambiental!

lunes, 27 de agosto de 2018

¿Por qué es importante? | A propósito de jornada de limpieza en páramo de La Sarna (Aquitania & Sogamoso)

Mapa de Sogamoso, indicando lugar.
Fuente: POT Sogamoso.
El día de ayer (domingo) participamos en grupo, de una jornada cívica de limpieza en el páramo de La Sarna (Aquitania & Sogamoso), sector del memorial (mapa).

La idea surgió luego de publicar unas fotos de la gran cantidad de basura encontrada en visita casual a ese lugar en compañía de 4 jóvenes extranjeros voluntarios de nuestra ONG, el pasado martes 21 de agosto, y de la significativa cantidad de comentarios más la solidaridad que despertó el tema. Y así, se programó realizar la actividad sin más espera, para la mañana de ayer.



La actividad fue realizada por un grupo de 17 personas, en un día nublado de frío y llovizna. Al llegar, nos pusimos manos a la obra y comenzamos poco a poco con la limpieza, desde las 10 de la mañana, hasta la 1 de la tarde.

Mañana nublada, fría y lluviosa, que no detuvo la voluntad de la tarea.

[Fotoshttps://photos.app.goo.gl/ukMtwWHadc9AZeD57
Fuentes: Juan Ramón Morcote, Santiago Holguín, Luisita Malaver, y Fundación Montecito.


No solamente en 3 horas de labor recogimos un volumen equivalente de 35 bolsas grandes y lonas llenas de basura diversa, más dos llantas (una de camión, otra de automóvil), sino que, al final quisimos registrar respuestas a tres preguntas hechas a algunos de los participantes, para luego reunirlas en breves videos.

Los 4 grupos de basura recolectada, durante la jornada de limpieza.

Antes y Después
(Dos ejemplos)

Páramo de La Sarna (Aquitania & Sogamoso) - 26.8.2018
Páramo de La Sarna (Aquitania & Sogamoso) - 26.8.2018

Aquellas preguntas fueron: (i) ¿Por qué es importante para usted esta actividad?; (ii) ¿qué tipo de basura recogieron?; y (iii) ¿qué mensaje desea compartir a los demás, para crear más conciencia sobre este tema?

[Videos breves«se están editando, en breve subiremos aquí los enlaces»

Y queremos dejar también, nuestra propia respuesta a esos tres interrogantes, como complemento y en procura de que, uniendo nuestras voces, podamos pensar y avanzar en una estrategia con apoyo institucional que ayude a corregir ese notorio problema asociado a basuras... tanto la generación, como la disposición y la educación asociada a su manejo, y que todo esto de paso ayude a estimular civismo y compromiso de la ciudadanía.

Equipo de la Fundación Montecito, que participó en la jornada.
(Izq-der): Jacey, Paula, Mckenzie, Stephan, Céleste, Juanita, Felipe.

1. ¿Por qué es importante para usted esta actividad? - Es importante desde variadas perspectivas. En lo personal, nos enseña y forma como personas, nos deja humildad, y además nos permite sentirnos útiles, en algo fundamental: limpiar basura de un páramo, lugares de donde recibimos agua y por tanto vida. En lo familiar y cívico, crea nuevos y mejores lazos, y nos fortalece en solidaridad. Y como integrantes de la sociedad, nos invita a reflexionar y sensibilizarnos más sobre la salud y bienestar ambiental, que en últimas son también nuestra propia salud y bienestar como personas. En lo particular, nos reafirma el compromiso de trabajar como familia y equipo de ONG en procurar mejores condiciones socio-ambientales de nuestro territorio.

2. ¿Qué tipo de basura recogieron? - De todo, literalmente. Es una lista enorme y diversa. Plásticos en múltiples formas (incontable), icopor (poliestireno expandido), multitud de pañales, metales, pedazos de herramientas, inodoros rotos, llantas y pedazos de estas, alambre (de llantas quemadas), elementos electrónicos, vidrios rotos -y hasta una lona completa llena de botellas-, galones de aceite vacíos, cartones y papel, publicidad política, residuos de bolsas y papelitos de dulce en cantidad, una lona repleta de lana sucia, carracas de animal grande, tablas y palos, trapos y textiles, pedazos de ropa; en fin. De todo, realmente. Y la vimos dispersa por todo el lugar, no solamente en cercanías de la vía. Botada páramo adentro, acumulada <escondida> en canales de agua y en manantiales. Era basura de distintas épocas, algunas de muchos años tal vez.

Parecería que jamás se hubiera hecho limpieza alguna al lugar, por el contrario y a juzgar por algunos puntos de acumulación, parecería que con el tiempo la zona se convirtió en botadero colectivo, y al ver tanta basura junta tal vez mucha gente haya sido tentada a seguir dejando desperdicios allí, de manera inclemente, sin dolor alguno.

3. ¿Qué mensaje desea compartir a los demás, para crear más conciencia sobre este tema? - Queremos invitar a la reflexión-acción, y hacemos un llamado al compromiso colectivo general (individual, familiar, académico, institucional, empresarial) para crear iniciativas propias y sumarse a otras, en procura de evitar esa vergüenza basurera nuevamente y, por el contrario, trabajar y apoyar acciones que permitan a nuestra sociedad ser mejor ejemplo. Porque lo que hagamos al ambiente, es espejo de nuestra condición social, y un reflejo directo del espíritu de conexión con nuestra Casa Común, con nuestra Madre Tierra.

Hagamos que el ambiente hable bien de nosotros, y para ello debemos sumar buenas acciones en su beneficio. Los colegios y universidades necesitan crear programas constantes de salidas educativas y activas a campo, las empresas podrían unidas crear fondos de apoyo a proyectos; empresas e instituciones públicas deberían crear múltiples premios y reconocimientos a los buenos ejemplos y la creatividad, principalmente de niños y jóvenes, asimismo estimular un mayor florecimiento y liderazgo de la mujer en nuestra sociedad (en ellas reposa el don innato de madres y protectoras de la vida, y con ello son analogía natural que representa la Tierra misma); el aparato estatal debería incrementar sus ejercicios de gobernabilidad y autoridad. Y por supuesto, deberíamos actuar desde lo más simple: no botar el papelito a la calle. Deberíamos asimismo generar buenos ejemplos en casa y empresas, en términos de bajar niveles de consumo, ejercer reciclaje y rehúso, y asumir nuestra responsabilidad con la huella ambiental e hídrica que generamos, para crear mejores balances.

En fin, hay mucho por hacer y todos podemos contribuir, lo principal es invitar a la voluntad y vencer la apatía.

--
Grupo completo de participantes en la jornada.
(De pie, izq-der): Mckenzie, Santiago, Céleste, Stephan, Daniel Felipe,
Juan Ramón, Juan Lorenzo, Luisita, Mildred, Paula, Juanita, Felipe.
(Agachados, izq-der): Diego, Camila, Gerardo, Jacey, Mariana.

Agradecemos la positiva respuesta de quienes acudieron al llamado y se sumaron a esta tarea de limpieza. Fuimos 17 personas (8 mujeres, 9 hombres), entre ellos 2 niños, 1 adolescente, jóvenes de grupos ambientales de Aquitania, estudiantes, ciudadanos comprometidos, y un maravilloso equipo voluntario de nuestra ONG compuesto por Céleste (FR), Paula (GER), Jacey (CA), Stephan (CA) y Mckenzie (CA); asimismo agradecemos a Coservicios S.A. ESP por haberse sumado al objetivo y facilitar la recolección de todo lo acumulado en la jornada (allí estuvieron hoy lunes en horas de la tarde), y de igual manera a los amigos y familia que contribuyeron en aportar algo de su tiempo y donaron algunos elementos útiles para facilitar el ejercicio (bolsas, guantes, bebidas, y préstamo de un vehículo).

¡La tarea continúa!

Felipe Andrés Velasco
Director, Fundación Montecito
27.8.2018

PS.- Al margen de lo dicho atrás, es menester hacer un espacio de silencio reflexivo en memoria del cruel evento ocurrido allí, en el páramo de La Sarna, un 01 de diciembre de 2001, cuando un bus de transporte público fue detenido por hombres armados que acabaron la vida de casi todos sus pasajeros (15 personas). Un motivo más para mantener ese territorio limpio, y digno, en procura de aportarle tranquilidad y esperanza. El territorio son también sus energías, y su memoria.