Corpoboyacá: Celebramos Acción de Avance hacia Designación Ramsar, Lago de Tota

En la etapa que concierne al aprendizaje de nuestra ONG, damos mirada a 2010 en que nacimos, cuando no sabíamos que el Lago de Tota (o todo lago en general) era un humedal, y desconocíamos por completo que existía la Convención Ramsar de Humedales, más aún que hubiera "Sitios Ramsar" o que esta designación existiera para resaltar humedales de importancia internacional sobre los cuales se potencia la responsabilidad hacia su sostenibilidad, la búsqueda del "uso racional", y la conservación de sus "características ecológicas".

Todos ellos, términos novedosos para nosotros en la época, que al tiempo se volvieron atractivos para conocer en especial una vez entramos en contacto con la Red Mundial de Humedales (WWN, por su sigla en inglés), que nos acogió generosamente desde entonces y a su lado fuimos conociendo un poco de ese interesante y vasto mundo.

Eran los primeros pasos. Año 2010 se organizó un 1er Foro Azul en Sogamoso, intercambiamos conocimientos diversos asociados al agua, teniendo por telón nuestro gran Lago de Tota. Finalizando 2011 se generó una "Carta Abierta" al gobierno, pública y con respaldo amplio, que fue visible ante los medios. Nacía la "Causa Tota", pero no se nos ponía atención. Comenzando 2012 y con motivo del Día Mundial del Agua promovimos un desnudo colectivo como protesta e iniciativa de activar la gobernanza. Esto envió un mensaje.

Luego vino el Globo Gris de Humedales obtenido colectivamente para el Lago de Tota en julio de 2012 a través de la WWN, que ayudó a ponerle voz a la grave situación de nuestro humedal (y desatar nudos que impedían movilizar acciones), diploma que pudimos recibir en Rumania ese año en evento paralelo desarrollado por la WWN en el marco de la COP11 de la Convención Ramsar, que naturalmente fue también nuestro primer encuentro con ese entramado global gubernamental y mixto en que se comparten experiencias y se adoptan resoluciones y compromisos hacia los objetivos misionales de la Convención - por cierto, es un tratado intergubernamental nacido en 1971 en la ciudad de Ramsar (Irán), como resultado de años previos de gestión realizada por "4 padres fundadores" líderes y sociedad civil organizada del momento, y un apoyo gubernamental, interesados en la protección de humedales como hábitat de aves acuáticas.

La historia de la Convención Ramsar y su desarrollo pueden leerse en éste documento de 1993, del prof. G.V.T. Matthews (1923-2013, éste artículo resume su memoria y vínculo con Ramsar).

Y bien, aterrizando el resumido contexto previo y esa mezcla de globalidad y activismo, a lo local, luego vino a finales de 2012 la exigencia pública promovida por la Fundación Montecito para que el Lago de Tota fuera designado como sitio Ramsar (respaldada por más de 6.000 firmas), visitas ministeriales e interinstitucionales que en respuesta anunciaron cooperación internacional europea a través de la AFD para apoyar la implementación de la política pública de gestión del recurso hídrico en el Lago de Tota, siguió la conformación de la llamada 'Mesa de Trabajo Permanente del Lago de Tota' con el objetivo central de buscar una figura apropiada de conservación al Lago de Tota, largos años en discusiones, conformación de Veeduría del lago, y posteriormente el Consejo de Cuenca (primero de su tipo en Boyacá), asignación del Conpes 3801 al lago, lentos avances. Posteriormente llegó una nominación promovida por la Fundación Montecito y la RNSC Pueblito Antiguo de los esfuerzos de gobernanza en el lago, al galardón Top-100 DestinosVerdes (conseguido en 2017, recibido en Portugal), ascenso al Top-3 Americas en la feria ITB de Berlin (Alemania, 2018), e inicio por primera vez de diálogos armónicos articulados entre gobierno (Corpoboyacá, Minambiente) y algunos actores de sociedad civil con apoyo de WWF Colombia, tendientes a definir figura de conservación. Hubo discusión de alternativas, escogencia inicial de la categoría Ramsar, caracterización preliminar y presentaciones, e informes de avance (2019, finales). Al tiempo con ello, la Procuraduría Delegada para lo Ambiental y Agrario en la jurisdicción, decide impulsar mecanismos de seguimiento y control constantes, y esto aporta un llamado oportuno a la moralidad pública en la gestión administrativa.

Llega 2020 con la nueva administración de Corpoboyacá, entra en la discusión incluir ese proceso como acción concreta a ser sumada en el Plan de Acción cuatrienal de la Corporación, mesas de trabajo, borrador inicial cita el contexto pero excluye la acción, se insiste ante las directivas (por escrito y en reuniones virtuales). La Procuraduría en su ejercicio se suma y añade vigilancia a estos procesos. Y finalmente, queda incluida la siguiente tarea dentro del Plan de Acción 2020-2023 de Corpoboyacá:

Tomado del Plan de Acción 2020-2023, Corpoboyacá: http://bit.ly/pa-cb

Naturalmente, y por razón del contexto explicado, esto representa un valioso y sensato avance hacia la sostenibilidad del territorio, una medida largamente esperada y que hoy acogemos con mucha esperanza, voluntad y determinación para contribuir en hacerlo realidad.

Llegar aquí ha sido gracias al esfuerzo colectivo. Si se revisa el contexto descrito, y se explora en sus detalles, cada gestión ha requerido el concurso de diversas personas, entidades y grupos. Y esa red se ha tejido con enlaces locales, regionales, nacionales y también algunos internacionales. Lo cual demuestra que, pese a las dificultades que supone movilizar gestiones de esa naturaleza en medio de limitaciones y además mucha apatía institucional, incluso pese a obstáculos intencionales en el camino creados por unos pocos con influencia que se resisten al cambio (en desmedro del estado ecológico del lago cuando impera el statu-quo), pese a todo ello es posible avanzar, cuando hay compromiso y perseverancia.

La gobernanza es un ejercicio frágil, pero mientras exista, hay esperanza.

La inclusión de esta importante tarea en las acciones institucionales es un avance, una valiosa "etapa de montaña" del largo camino que resta pedalear para conseguir llegar a esa meta deseada, que en si misma cuando se logre (designación del Lago de Tota somo sitio Ramsar) será también apenas una carrera de muchas más por vencer, hasta conseguir establecer una armonía duradera en la gran cuenca del Lago de Tota.

Sigamos pues, que el trabajo por delante es mucho aún.

Felipe Andrés Velasco
Sogamoso, 05.6.2020

Comentarios

Entradas populares de este blog

Régimen Tributario Especial como Entidad Sin Ánimo de Lucro, Fundación Montecito

Río Cusiana, Iniciativa Solidaria para Proteger su Cuenca Mediante Gran Reserva Natural Comunitaria de la Sociedad Civil RNSC "Cusiana Ecosolidaria"

¡Hace 10 Años!