"Si al franquear una montaña en la dirección de una estrella, el viajero se deja absorber demasiado por los problemas de la escalada, se arriesga a olvidar cual es la estrella que lo guía." Antoine de Saint-Exupéry (1900-1944) Escritor francés.
Fundación Montecito en facebook:

sábado, 1 de febrero de 2014

Mensaje a Presidencia y Minambiente

El Espectador, editorial de hoy
"Deber de intervenir"
(Lago de Tota)
Lago de Tota.

Hacemos eco del importante y oportuno mensaje editorial publicado hoy en El Espectador y titulado "Deber de intervenir", para remitir (ver abajo) nuestro trino respectivo a Presidencia y Minambiente; a propósito de los recientes hechos con Lago de Tota (visita Ministerial en Playa Blanca sin ingreso sociedad civil, Presidencia anunciando Conpes de $40 mil millones como panacea de solución).

De nuevo, y claramente, hay un enfático llamado a la urgente declaratoria del Lago de Tota como sitio Ramsar.

El Lago de Tota, por su importancia en variados frentes (ecosistémica, agua de consumo humano, económica -agrícola, pecuaria, turismo, empresas-, ornitológica, científica, limnológica...) tiene con facilidad los argumentos de al menos tres (y podrían ser cinco -del total de 9-) criterios para ser designado sitio Ramsar. Los humedales han estado vinculados con la agricultura por milenios, y el Lago de Tota no es la excepción. La figura Ramsar busca únicamente que las cosas se hagan bien, evitar daños y malas prácticas; que se hagan y puedan hacer actividades amigables pues vinculan a la gente (ej. agricultura familiar y turismo); pero ante todo, que se haga bien!... el trabajo de todos consiste en articularnos (Consejo de Cuenca), apoyar y finalmente aclarar cómo hacerlo bien (uso racional del humedal, sostenibilidad del ecosistema), esa es la pregunta y en ello estarán prestos al apoyo Ramsar (a través de sus comités de apoyo científico y técnico) y sus aliados nacionales e internacionales, para encontrar respuestas adecuadas; pero hacerlo!

Se ha advertido, y se sigue advirtiendo: No intervenir positivamente el Lago de Tota (incluye Ramsar, visión adecuada, educación-formación, presupuesto -endógeno y externo-, orden y autoridad) puede llevar a un cambio irreversible, se juega con la fragilidad del ecosistema lagunar... y no hace falta ser experto para observar o comprender con nitidez cada vez mayor, los síntomas de enfermedad en Tota (manchas en superficie, proliferación de algas, muerte masiva de truchas en jaulones por anoxia, cambio de color interno en el lago -de azuloso a verdoso-, aumento del pH, presencia de metales pesados en tejidos de trucha y cebolla, secamiento de afluentes en épocas de verano, pérdida de navegabilidad cada vez mayor en lago chico, etc). Es algo que debe atenderse con urgencia, "antes de que sea tarde".

No hay comentarios :

Publicar un comentario